El envejecimiento de nuestras mascotas no es tan distinto al del ser humano.  Comenzamos a notarlo en el pelaje se les pone más opaco, asoman las primeras canas y ya no tienen la misma facilidad para moverse que antes.  Esto más que un motivo de tristeza o preocupación debe ser una alerta para que podamos ayudarlos a vivir esta etapa de la mejor manera posible.

En este sentido una de las primeras cosas que debemos incentivar es el ejercicio continuo acorde a su condición. Varios paseos diarios durante periodos cortos pueden mantenerlo activo y despierto.   Es importante que se mueva porque el sedentarismo es sinónimo de envejecimiento prematuro.

La pérdida de la audición es otro signo que comenzamos a ver durante esta etapa. Si esto se da es importante no gritarle ni hablarle muy fuerte porque esto no le genera confusión. Uno conoce a su mascota y ha generado cierto grado de comunicación, por lo que no es muy difícil hacerlos entender a través de señas o gestos.

Si el sentido afectado es la vista puedes ayudarlo a moverse hacia los lugares en que se siente cómodo a través de los olores. Por ejemplo, puedes encender un incienso o aplicar aceites esenciales, eso sí de manera  que no sea muy exagerado o intenso. La idea es que sea un indicativo para que pueda orientarse dentro de la casa y acercarse con mayor facilidad a sus seres queridos.

También puedes estimular el sentido del olfato. Paseos en lugares nuevos, cambiar los circuitos o contactándolo con perritos nuevos, lo que lo ayudarán a mantenerse activo.

Seguro siempre le ha gustado que le hagas cariño pero ahora te lo agradecerá más que nunca porque con los años comienza a sentir dolores en los huesos y articulaciones. Por esto se recomienda que le hagas masajes en sus patas y cuerpo en general de manera de relajarlo y que se sienta aliviado.

La alimentación correcta es otro factor que ayuda a que viva de mejor manera esta etapa. Por ejemplo lo ideal es que sea una dieta fresca y rica en humedad que no estrese sus riñones. Las   frutas y verduras muy coloridas son ricas en antioxidantes que ayudan a retrasar el envejecimiento. Dale frutas frescas y vegetales cocidos al vapor o muy triturados de manera que su organismo los digiera bien. Una dieta en base a carne cruda por ejemplo, como Huargos (www.huargos.cl)  tiene un mayor valor nutricional y mejor balance de grasas que las dietas procesadas. Estas son biológicamente apropiadas y prometen una mayor y mejor esperanza de vida para nuestras mascotas, a partir de productos  frescos y balanceados.

        Demostrarles cariño y dedicarles tiempo son también parte indispensable de su bienestar.

Natalia Stephens

Médico Veterinaria

Especialista en alimentación natural para mascotas